Lunes 3ra Semana de Pascua

Nuestro destino se juega en la vida cotidiana, en ella o nos salvamos o nos perdemos, o somos buenos o malos, en ella, según la Biblia, Dios se nos revela, nos llama y nos salva. 

Por las diversas circunstancia que vivimos, muchas veces tendemos a huir  de lo cotidiano en cuanto nos es posible y ello hace que perdamos muchas veces el carácter festivo en nuestras vidas. Es que te invito a que volvamos a la escuela de la Biblia, en donde podemos redescubrir, el sentido de lo cotidiano, del tiempo ordinario. 

Deja una respuesta